Entrevista
18 diciembre, 2017
Conociendo a La Firma Invitada: <br>Israel Mendieta (Harukiya)

Conociendo a La Firma Invitada:
Israel Mendieta (Harukiya)

por Fernando Porta

Si hay que hablar de un caldo primigenio desde el que surgió la actual y rica variada blogosfera/webesfera española alternativa en esto de los videojuegos, debería llevar el nombre de Gamerah, blog y sitio fijo de reunión con los colegas. Junto al Alcalde y el Gordo de Minesotta, Gamerah se pasó unos cuantos años dando la nota hasta que desapareció fulminantemente… y volvió a aparecer hace apenas un año. Afortunadamente, también se recuperó al equipo original en ese retorno, entre ellos a Harukiya, CEO de Gamerah y firma invitada de nuestro ‘Despejado la equis//La alternativa Microsoft’.

Israel MEndieta - TwitterNo te vas a librar de la pregunta de siempre pero es que ya es de obligado cumplimiento en las entrevistas de GameReport. ¿Quién es Harukiya o, en la vida real, Israel Mendieta?

Pues un veterano que, a punto de ser padre y llegar a los cuarenta, sigue disfrutando de su mayor hobby, que son los videojuegos, y de hablar de él en tercera persona como Aída Nízar. De vez en cuando escribo cosas aquí y allá, pero nunca profesionalmente. Aunque a veces fantaseo con ello, pero luego veo lo bien que escribe la gente hoy en día y se me pasan las ganas.

Pues para no escribir del todo en serio, has estado en un sarao bastante importante en la blogosfera, pasada y presente, que es Gamerah. ¿Cómo es posible que volváis otra vez y que lo hagáis con toda la plantilla original después de pasar tantos años en silencio?

La verdad es que ha sido posible porque en todo este tiempo nunca hemos perdido el contacto. Dejamos de escribir porque nos pilló a todos con una edad muy parecida en la que comenzamos a trabajar y a montar familias; nunca dejamos de lado los videojuegos, pero ya no teníamos tanto tiempo para leer y hablar sobre ellos. Todo este tiempo hemos ido pasando por foros gratuitos en los que seguíamos hablando entre nosotros de juegos, música y fútbol. Alguno se ha quedado por el camino, y es una pena, pero diría que el 90% de la Gamerah original (más alguna nueva incorporación) ha vuelto con las mismas ganas de adorar a los juegos detrás de una careta de odio y pasotismo con la que estamos muy a gusto.

Wired - YamauchiO sea, que habéis vuelto por puro placer. ¿Creéis que sigue siendo necesario Gamerah para darle ese tono erótico-festivo a las webs de videojuegos?

Necesarios fuimos al principio, cuando toda la prensa de videojuegos era solemne y correcta. Nosotros estábamos ya un poco de vuelta de todo, y creíamos que las cosas se podían hacer de otra manera; con eso y la casualidad de que nos echaron a casi todos del foro donde solíamos soltar nuestras burradas, nació Gamerah. Una de las críticas que más gracia nos hizo en aquella época era lo de «qué hacéis, los videojuegos son algo muy serio», y la tuvimos muy presente durante nuestra andadura: presente para hacer todo lo contrario, claro. Ahora mismo creo que la gente ya se ha acostumbrado a escribir de videojuegos desde otra perspectiva y dando importancia al valor literario de los textos. Quizá sólo plantamos la semilla, y otras webs como AnaitGames (a cuyos miembros tengo un cariño muy especial y hoy en día los considero amigos) han trabajado duro todos estos años popularizando una manera de hacer que hoy en día les permite incluso ganarse la vida. Así que hoy en día Gamerah no es necesaria, sólo nos estamos dando el gustazo a nosotros mismos de poder leer al Gordo de Minnesota, y para conseguirlo tenemos que arrimar el hombro todos.

Entonces, para vosotros, ¿la crítica ha ampliado ahora su espectro, ha dejado de ser metódica (gráficos 96, jugabilidad 69) para dar paso a nuevas formas de enfoque?

Creo que es evidente. No me atrevería a decir que fuera gracias a nosotros: de una forma u otra, internet ha cambiado, ha madurado, y eso se nota en todos sus rincones. Sigue habiendo muchas webs metódicas y siguen teniendo su importancia, pero el que quiere algo más, ahora puede conseguirlo sin mucho esfuerzo.

Vosotros plantásteis la semilla. No te digo que internet haya cambiado sólo gracias a vosotros, pero hicisteis un gran esfuerzo explorando otras posibilidades. ¿También puede ser por el cambio en el paradigma del videojuego, dando espacio a otras propuestas?

El videojuego en sí ha cambiado, es cierto. Años atrás, cosas como ‘What Remains of Edith Finch’ o ‘Hellblade: Senua’s Sacrifice’ eran impensables, o estaban escondidas en nichos a los que muy poca gente tenía acceso. Hoy en día, el hecho de que existan juegos que quieren contar algo más obliga a que los análisis tengan que ser algo más. Y eso es bueno para todos.

Totalmente de acuerdo. Y aparte de volver a gozar del Gordo de Minnesota en las entrañas de Gamerah, ¿no estábais mejor tumbados a la bartola que metidos de nuevo en el berenjenal de participar, criticar y comentar en el debate? ¿Qué hay más allá de volver a juntarse?

Hay que decir que Gamerah era una cosa demasiado bonita como para dejarla atrás definitivamente: el lore que creamos era muy rico y, análisis aparte, es muy gratificante tener una puerta abierta a la imaginación que nos permita alejarnos un poco de nuestras cuadriculadas vidas. Hay aspectos que sí que es verdad que dan un poco de pereza, todo lo relacionado con la maquetación, el diseño, la página web… Son aspectos que requieren un pequeño esfuerzo para tener ese espacio seguro en el que podemos expresarnos a gusto. Por suerte y por casualidad, entre nosotros hay varias personas que se dedican profesionalmente a ello, y en sus ratos libres nos echan una mano a los más torpes para que todo tenga un envoltorio apetecible. Algunos de los redactores han construido su vida en torno a los videojuegos, y ese mono lo tenían cubierto, pero la mayoría no, así que las ganas de explicar algo que hemos ido sintiendo durante todo este tiempo se fueron acumulando hasta que el pasado 28 de Diciembre (una fecha importante para nosotros) decidimos volver. Casi un año ya, se me ha pasado volando.

Y parecía ayer cuando volvisteis. Aun así, tú formabas parte de esa plantilla original. Historia viva de La Gloriosa. Cacas de plástico a Sony, entrevistas falsas que ocupaban cabeceras… Sé que son lugares comunes cuando hablan con vosotros, pero creo que nadie ha tenido las narices de hacerlo, ni antes de vosotros ni después. ¿Cómo se os ocurren este tipo de cosas?

Ideas locas tenemos todos, a cualquiera se le podría ocurrir crear una entrevista falsa para el Día de los Inocentes, pero no todo el mundo tiene creado un lugar donde esas ideas encajen. En nuestro chat privado nos pasamos el día hablando, soltando burradas, haciendo lo que hacen los amigos en cualquier parte del mundo, y de vez en cuando apostamos por una de ellas y tiramos para delante. Hay cosas que no han calado como a nosotros nos habría gustado, y otras de las que no esperábamos nada y han dado el pelotazo. Por suerte, somos muchos, y siempre hay alguien con algún talento que podamos aprovechar en la ocasión adecuada. También está el hecho de que tenemos un publicista, lo cual ayuda bastante.

«En Gamerah, seguimos teniendo la misma intención que hace 15 años: ninguna»

Y una parte importante de Gamerah es la comunidad, una que migró a Anait con vuestra desaparición, pero que en otros tiempos compartía lectores/comentaristas continuamente. ¿Era comunidad, colegueo, u otra forma de entender la convivencia entre webs que ya no se destila ahora?

Es normal que ahora no se destile, tratábamos a los lectores de mongolos: era una coña interna, pero en el fondo ellos sabían que lo eran. La comunidad que se creó fue espontánea, era colegueo de ese de los que se pelean se desean de cuando haces la puñeta a alguien porque te cae bien, y si la persona sabe encajar los golpes, te cae mejor todavía. En el fondo, toda la gente que llegó a Gamerah sabía a lo que venía, hicimos un buen trabajo dejando claro lo que éramos y espantando a los que no estuvieran dispuestos a aceptarnos. Hoy en día a una web de videojuegos llegan personas muy distintas de muy distintos lugares del mundo, y hacer entender esas cosas sería muy complicado. Por eso prácticamente tenemos el mismo público que cuando nos fuimos, imagino a algún lector nuevo que nos conozca ahora y es normal que lo primero que piense es que sólo intentamos crear polémica para ganar visitas. Lo cual sería erróneo, porque no sabemos ni las visitas que tenemos, ni nos importa.

Es que al final es difícil destacar entre tanto ruido en RRSS y los miles de blogs (cada vez menos) y webs que campan por internet. Y ya si no te importa lo del SEO y todos los tecnicismos de Google, apaga y vámonos. ¿Habéis notado que se haya perdido un poco ese toque personal de he venido a hablar de mi libro?

¿En general, en internet, o en Gamerah?

En general, en internet, en Gamerah, donde te sea más cercano.

En general sigue existiendo pero, como dices, Google ha hecho que si quieres tener relevancia tengas que seguir unas directrices. Estas webs más prefabricadas van y vienen, y utilizan métodos que no mejoran la experiencia del lector, y son útiles para una gran mayoría de los consumidores, pero siempre queda espacio para algo más cercano y visceral. El mecenazgo que ha surgido los últimos años es una herramienta potentísima para conseguirlo. En Gamerah, seguimos teniendo la misma intención que hace 15 años: ninguna.

Vamos a tus proyectos radiofónicos. En la comunidad de usuarios de Anait, nació Los Guapos Podcast desde 2015 hasta hace 3 meses que no hemos vuelto a saber nada de vosotros. ¿Cómo se juntan «unos cuantos amigos lectores de Anaitgames para montar algo bueno»?

Pues ahí caí un poco de rebote, soy uno de los que llegó a Anait a través de Gamerah y me quedé para siempre en sus foros. Un día me invitaron a un grupo de WhatsApp donde se organizaban torneos de ‘Mario Kart 8’ de Wii U y entré. Desde entonces, ese grupo se ha quedado como lugar de encuentro para unos cuantos lectores de Anait (me consta que hay muchos más, sobre todo en Discord), y ahí ya hice amigos. El podcast de Los Guapos ya llevaba una temporada y media sin tener yo ni idea de ello. De ahí a escucharlos, más tarde una sustitución de última hora para un tertuliano que se quedó sin internet, y ya más tarde entré como colaborador fijo. Y ahí seguimos, el último programa ya está en el horno, pero si te dijera cuando va a salir mentiría.

También un poco anárquico, como la comunidad. Y ya para rematar, también habéis sacado el drama radiofónico ‘Los anales de Sega UK’, al estilo Gamerah. ¿Cómo se os ocurre lanzar un drama en vez de un podcast más… típico?

En Gamerah somos oyentes habituales de podcasts, y siempre tuvimos el gusanillo de hacer uno propio, pero no queríamos hacer algo intrascendente, igual a lo que ya se estaba haciendo. Además, ninguno de nosotros se veía con una capacidad oradora como para mantener la calidad durante dos horas. Así que el paso natural era hacer lo que sabemos hacer bien: escribir textos e inventar historias. Con esta premisa, enseguida se llega a la radionovela, y además es un tema poco explorado en el mundo de los videojuegos, donde el fanfic se suele quedar en textos o cómics con acabados no siempre muy cuidados. El tema de la novela y los guiones ha sido todo cosa de El Alcalde y El Gordo de Minessota, que ya tienen escritos unos cuantos capítulos. De nuevo, por suerte y casualidad, yo conocía a un actor de doblaje que nos pasó una demo para Nigel, y coincidió completamente con lo que los guionistas habían pensado para el personaje, se enamoraron al instante. Como curiosidad, os diré que es el presentador de mi otro podcast, Los Guapos Podcast. Así que todo nos vino bastante rodado. Para las voces femeninas pedimos ayuda por Twitter, y rápidamente encontramos una actriz que también lo hace genial. Con eso y un gran trabajo de edición de parte de otro de los redactores, que se dedica profesionalmente a ello (de nuevo aprovechando los talentos individuales de los redactores), al final hemos quedado muy contentos con el resultado y con la acogida, que ha sido muy buena comparada incluso con los primeros episodios de los podcast más escuchados hoy en día.

PErfect Dark Zero - Entrevista

En GameReport #Xbox, y aunque te asaltáramos con nocturnidad y alevosía para que fueras nuestra Firma Invitada, nos has hablado de ‘Perfect Dark Zero’. Además de porque lo tuvieras más a mano, ¿qué hace a ‘Perfect Dark Zero’ un juego a tratar cuando llaman a tu puerta y te piden un juego de Xbox?

La principal razón por la que escogí ‘Perfect Dark Zero’ como el juego para escribir en vuestra publicación es que fue el juego con el que estrené la Xbox 360; tengo muy buen recuerdo de todos los juegos que me han servido para estrenar una máquina. ‘DuckTales’, ‘Sonic’, ‘Street Fighter II’, ‘Super Mario 64’, ‘V-Rally’, ‘SSX’, ‘Shenmue’, ‘Luigi’s Mansion’, ‘Halo’, ‘Bloodborne’… algunos mejores que otros, pero que quedarán en mi memoria para siempre. Además, intuyo que ‘Perfect Dark Zero’ no caló mucho entre el público por las expectativas creadas, pero creo que se merece un poquito de atención. Aunque sea años más tarde.

Me confesaste que fuiste Xboxer pero que ahora te has pasado a otros bandos. ¿Qué te enamoró de la marca? ¿Y qué ha hecho que la despeches?

Siempre he sido de no casarme con ninguna compañía y tener todas las consolas; cada una tiene siempre juegos que no te puedes perder, no hay excepción. Pero en la generación anterior, la providencia quiso que entraran a robar en casa de mis padres y se llevaran mi PlayStation 3, lo cual me obligó a centrarme en Xbox 360, siendo a día de hoy la consola de la que tengo más cantidad de juegos. Pero todos sabemos lo que pasó los meses previos a la presentación de la Xbox One, fue un desastre continuo en el que cada noticia sobre la consola era peor que la anterior. Para alguien que vive lejos de la ciudad, lo del always online fue un detonante que hizo que me decantara esta vez por el combo japonés de Sony y Nintendo. En otra época habría comprado las tres y que sea lo que Dios quiera, pero la situación económica ya no es la que era. Así que tuve que sacrificar la One hasta el día en el que el catálogo fuera tan tentador que me obligara a hacerme con una; cosa que todavía no ha ocurrido, pero que tarde o temprano ocurrirá.

Nosotros ya hemos terminado por nuestra parte. Así que sólo queda preguntarte si quieres añadir algo más a esta gloriosa entrevista.

Pues que muchas gracias por darme la oportunidad de aparecer en un medio del que soy defensor a ultranza: la prensa escrita. Así que me ha hecho doble ilusión que contéis conmigo como firma invitada. Que ha sido un placer y que larga vida a Cubitorah. Ay que grasia papasito.


Gamereport Papel